El Poder de la integridad espiritual

Estamos llamados a ser una Iglesia espiritualmente íntegra, en estos tiempos en que la corrupción, la degradación de los valores y la fluctuación emocional nos empujan a un caos social que desemboca en una falta de integridad total, Dios está levantando una Iglesia íntegra que permanecerá sólida en medio de cualquier circunstancia.

En el futuro, nuestro testimonio de vida íntegra será lo que predique el evangelio sin necesidad de pronunciar palabras. La gente nos mirará y verá a alguien confiable, querrá trabajar y compartir su vida con nosotros.

Quiero compartir una historia de la Biblia en donde el apóstol Pablo, por hacer el bien, termina muy mal, ya que es tentado para quedarse con la gloria de Dios.

Hechos 14:8-20 NVI

8 En Listra vivía un hombre lisiado de nacimiento, que no podía mover las piernas y nunca había caminado. Estaba sentado, 9 escuchando a Pablo, quien al reparar en él y ver que tenía fe para ser sanado, 10 le ordenó con voz fuerte:

—¡Ponte en pie y enderézate!

El hombre dio un salto y empezó a caminar. 11 Al ver lo que Pablo había hecho, la gente comenzó a gritar en el idioma de Licaonia:

—¡Los dioses han tomado forma humana y han venido a visitarnos! 12 A Bernabé lo llamaban Zeus, y a Pablo, Hermes, porque era el que dirigía la palabra. 13 El sacerdote de Zeus, el dios cuyo templo estaba a las afueras de la ciudad, llevó toros y guirnaldas a las puertas y, con toda la multitud, quería ofrecerles sacrificios. 14 Al enterarse de esto los apóstoles Bernabé y Pablo, se rasgaron las vestiduras y se lanzaron por entre la multitud, gritando:

15 —Señores, ¿por qué hacen esto? Nosotros también somos hombres mortales como ustedes. Las buenas nuevas que les anunciamos es que dejen estas cosas sin valor y se vuelvan al Dios viviente, que hizo el cielo, la tierra, el mar y todo lo que hay en ellos. 16 En épocas pasadas él permitió que todas las naciones siguieran su propio camino. 17 Sin embargo, no ha dejado de dar testimonio de sí mismo haciendo el bien, dándoles lluvias del cielo y estaciones fructíferas, proporcionándoles comida y alegría de corazón. 18 A pesar de todo lo que dijeron, a duras penas evitaron que la multitud les ofreciera sacrificios. 19 En eso llegaron de Antioquía y de Iconio unos judíos que hicieron cambiar de parecer a la multitud. Apedrearon a Pablo y lo arrastraron fuera de la ciudad, creyendo que estaba muerto. 20 Pero cuando lo rodearon los discípulos, él se levantó y volvió a entrar en la ciudad. Al día siguiente, partió para Derbe en compañía de Bernabé.

El poder de una vida íntegra:

1- Una persona íntegra tiene convicciones claras para poder servir a Dios. Hacer el bien no siempre sale bien.

a. Pablo intentó ayudar a un lisiado y terminó apedreado.

b. En ocasiones la gente paga mal por bien. Es allí donde debemos enfocarnos en los principios correctos: hacemos el bien porque es lo que Dios quiere de nosotros, de lo contrario la frustración puede ser muy grande.

c. Nos repondremos y levantaremos de cualquier trampa del Diablo.

2- Una persona íntegra no recibe la gloria que es para Dios.

d. Cuando hacemos algo para Dios y somos reconocidos por esto, siempre estará la tentación de usurpar la gloria de Dios. El apóstol Pablo sanó a un lisiado pero jamás cruzó por su mente jactarse de un hecho que sólo Dios realizó.

e. Cuando le damos la gloria al Señor, demostramos ser hijos del Rey de Reyes, quien tiene respaldo divino ante cualquier circunstancia.

3- Una persona íntegra no cumple con las expectativas de la multitud.

f. La sociedad, generalmente, tiende a empujarnos hacia algo contrario a nuestro llamado.

En el desierto todo el pueblo le dijo a Moisés que regresaran a Egipto, sin embargo, Moisés tenía un llamado claro: salir de Egipto, por eso desoyó a las personas y luego se abrió el mar rojo.

g. Sólo alguien con claras convicciones de servir a Dios y que ya ha determinado lo que quiere en la vida, no duda frente a la mirada del otro.

Hay gente que se comporta de una manera cuando está en soledad con Dios, de otra forma cuando está en la Iglesia, de otro modo cuando está con los compañeros del trabajo y de otra manera cuando está con su parentela. Esos hermanos son llamados “hermanos camaleón”.

h. Alguien lo suficientemente sano a nivel emocional tiene la certeza de quién es para Dios y actúa conforme a ello.

4- Una persona íntegra siempre cosecha frutos de su vida.

i. Superación de malas experiencias. El apóstol Pablo no tuvo el temor paralizante que cualquiera de nosotros hubiera tenido al mencionar la ciudad donde fue apedreado y dejado por muerto. Al contrario, en su segundo viaje misionero volvió y se quedó en Listra.

En su segunda vuelta por Listra el evangelio había crecido tanto que no sólo había creyentes fieles, sino también gente llamada:

Hechos 16:“16 Llegó Pablo a Derbe y después a Listra, donde se encontró con un discípulo llamado Timoteo, hijo de una mujer judía creyente, pero de padre griego. 2 Los hermanos en Listra y en Iconio hablaban bien de Timoteo, 3 así que Pablo decidió llevárselo. Por causa de los judíos que vivían en aquella región, lo circuncidó, pues todos sabían que su padre era griego. 4 Al pasar por las ciudades, entregaban los acuerdos tomados por los apóstoles y los ancianos de Jerusalén, para que los pusieran en práctica. 5 Y así las iglesias se fortalecían en la fe y crecían en número día tras día.”

Si Pablo no hubiera vuelto nunca hubiera cosechado lo que sembró en Listra. A partir de ese día Timoteo fue su hijo espiritual y sucesor para la gran obra de Dios en la tierra.

Conclusión:

Estás llamado a vivir una vida íntegra, sin dobleces, reconociendo tu identidad de Hijo de Dios ante cualquier circunstancia. Declaro que se desatará sobre tí un respaldo sobrenatural, vivirás una vida de milagros que siempre dará frutos sorprendentes.

Cosecharás donde te dieron por muerto para la Gloria de Dios.

También te podría gustar...

Deja un comentario